Marketing médico

Aunque la palabra marketing ha sido especialmente despreciada dentro del sector médico, contando con gran recelo por parte de la mayoría de los profesionales, pues se suponía que no era ético “vender” salud. En realidad se estaba olvidando que la atención a la salud se desarrolla en un sistema de mercado. Todos necesitamos que vean nuestro negocio, fidelizar a nuestros clientes e incluso, por qué no, hacer llegar nuestros conocimientos médicos más allá.

Pero es cierto que el sector salud no se rige por las mismas reglas de marketing. Y Mientras que hasta hace poco la mayoría de los profesionales médicos dejaban en el boca-a-boca, o boca-oreja toda su estrategia de captación y fidelización de pacientes, la presión competitiva actual está produciendo grandes cambios en la forma de llegar a nuestro paciente objetivo.

Los cambios radicales que se están produciendo en la oferta de servicios médicos, y la percepción que los pacientes tienen ahora mismo de los que se correspondería con un profesional moderno y actualizado, está obligando al sector a la búsqueda de profesionalidad en la gestión de su relación con el público. Comunicarse con los pacientes, conocer sus necesidades, ser conscientes de las deficiencias de nuestro servicio, analizar a la competencia… todo ello son acciones a desarrollar por un buen profesional del marketing sanitario.

El marketing médico es diferente

Curiosamente, aun cuando la salud es una de las principales preocupaciones de cualquier persona, solo se acude a un profesional médico cuando no queda más remedio. En el fondo, nadie quiere ser paciente de nadie. Así que: ¿cómo dirigirse a alguien que no quiere comunicarse contigo? Toda la base del marketing médico debe ser estar ahí, en el subconsciente, para convertirse en una opción real cuando surja la necesidad.

El marketing médico requiere una metodología muy específica, diferente a la que se aplica en otros sectores, por ese componente negativo que es necesario transmitir de una forma positiva.

Plan de Marketing médico

El marketing no son solo campañas de publicidad, descuentos u ofertas en distintos medios. Debería ser un plan estratégico continuado, acotado en el tiempo y con un presupuesto definido, destinado a alcanzar unos objetivos ciertos y cuantificables.

Todos hacemos marketing de alguna manera: con las tarjetas de visita, la placa en la puerta o incluso con ese pequeño anuncio en las Páginas Amarillas. Pero si queremos realmente llegar a nuestros pacientes, debemos implementar una serie de acciones que nos hagan llegar no solo donde están nuestros pacientes, sino además dar el mensaje correcto.

  • Una buena página web

No nos referimos a una página web cualquiera. Hoy en día es necesario contar con una página web adaptada a móviles, que cargue rápido, optimizada para los principales buscadores (Google y Bing). Deberá estar estructurada facilitando el acceso a la información de los usuarios, y transmitir confianza y armonía.

La página web de cualquier centro médico será el corazón de la estrategia de marketing digital. Recuerda que cualquier paciente, tanto potencial como fidelizado, puede necesitar buscar tu dirección o teléfono en cualquier momento, y lo hará, mayoritariamente, desde un móvil. Ya no hay excusas para no aparecer.

Una página web, optimizada para móviles ha dejado de ser una opción. Ahora es una obligación.

  • Presencia en las Redes Sociales

Las redes sociales son hoy día la principal fuente de comunicación, y muchos profesionales sanitarios se han dado cuenta de que tener una buena presencia en ciertas plataformas no solo genera cercanía en los pacientes, sino que además nos permite hacer branding de una forma ética y aumentar nuestra visibilidad. El empoderamiento actual de los pacientes, fruto de las nuevas tecnologías, está obligando a cambiar las reglas del juego en cuenta a la comunicación doctor-paciente.

Según un estudio de TopDoctors.es realizado en 2016, hasta un 56% de los doctores con práctica privada en España tienen ya presencia en las redes sociales, siendo los odontólogos, los oftalmólogos y los ginecólogos los especialistas que más apuestan con las redes.

El juego de las redes sociales es sencillo: mantenerse en la mente de los pacientes.

En definitiva, cuidar tu reputación online, contar con una buena carta de presentación en internet y mantener una constante comunicación con tus pacientes son hoy día la base de cualquier estrategia de marketing digital médico.