13 Errores de los médicos en Redes Sociales

errores medicos redes sociales

Tener perfiles en las redes sociales ya no es suficiente. El uso profesional de las Redes Sociales puede aumentar tus pacientes, fidelizar los que ya tienes, mejorar tu prestigio profesional, aumentar tus conexiones con otros profesionales… Las redes sociales se han convertido en una herramienta demasiado poderosa para ser ignorada, y recientemente hasta los profesionales más reacios están descubriendo que son un tren al que necesitas subirse ya si quieres sobrevivir en un mundo digital sin fronteras.

El problema viene cuando muchos facultativos deciden ser ellos mismos los que gestionen las redes sociales de su clínica o consultorio, en el error de que es fácil. Nada más lejos de la realidad. El hecho de que la mayoría de los profesionales del marketing digital de las grandes empresas sean jóvenes millenials no significa que su tarea sencilla. La razón de que estén ahí es ser nativos digitales, que les permite tener una visión mucho más profunda de cómo funcionan las redes, cómo llegar al gran público y cómo conseguir que tu marca destaque en cualquier sector. Pero no olvides que lo que ellos hacen está muy valorado en el mundo profesional de hoy día, y muchos de ellos tienen salarios superiores a los de la mayoría de los universitarios de este país.

Nuestra experiencia en este sector nos ha permitido crear este listado de los 13 errores más comunes que comenten los médicos y otros profesionales sanitarios en las Redes Sociales.

Perfiles en Redes Sociales inactivos

Una clínica o consultorio no deja de ser un negocio y como tal debería ser gestionado, teniendo siempre como objetivo la satisfacción de los pacientes/clientes. Más del 40% de los consumidores reconocen que la información que encuentran en las redes sociales de un negocio afecta a su imagen pública, y un perfil inactivo, dejado de lado y poco participativo genera desconfianza. Un perfil social abandonado no solo no aporta nada al negocio, sino que además puede tener efecto negativo en tu reputación digital.

No todas las Redes Sociales son para todo el mundo

Muchos facultativos no tienes muy claro la filosofía de cada red social, a qué público va destinada y su funcionamiento, así que optan por abrirse perfiles en multitud de plataformas. Pero en el caso de Social Media, tener presencia en multitud de plataformas no significa un mayor alcance social. Si te creas muchos perfiles, pero luego no los mantienes, publicas e interactúas, al final acabas con un montón de perfiles abandonados con el efecto negativo en tu presencia digital que hemos visto anteriormente. Pero además, si por el contrario participas en esos perfiles sociales, pero lo haces en un lenguaje y formato equivocados, también te va a perjudicar. Cada red social tiene sus propias reglas y formatos, y lo que resulta muy atractivo en una de ellas puede estar totalmente fuera de lugar en otra. O puede ser que no hayas tenido en cuenta el público objetivo al que va orientada esa red social. Al final, si un conocimiento claro de las redes sociales en las que participas, puedes estar sencillamente perdiendo tu tiempo y tu dinero.

 No responder a los comentarios negativos

En inevitable que en alguna ocasión recibas una mala crítica o un comentario negativo. Está socialmente demostrado que las personas tendemos a expresar nuestro malestar con mayor empeño que cuando estamos satisfechos con el servicio recibido. Es el momento de demostrar tu saber hacer y tu profesionalidad. Aunque no lo creas, una buena gestión de los comentarios negativos puede darte la oportunidad de mejorar tu prestigio. Una respuesta educada demuestra tu interés por tus pacientes y la profesionalidad de tu clínica.

Dar consejos médicos online

No. Y más no. Nunca debemos ofrecer consejos médicos a través de una red social. Aunque las plataformas sociales con una gran herramienta para conectar con sus pacientes y ofrecerles consejos generales de salud e higiene, no debemos olvidar que las consultas médicas se realizan de una forma profesional y personal.

No publicar o interactuar de manera regular

Las redes sociales están ahí para educar, aconsejar, interactuar  y conectar con nuestros pacientes o potenciales pacientes, pero si quieres que esta vía de comunicación se mantenga abierta debes trabajar en ella. Ahí afuera hay mucho ruido, y si dejas de postear en tus redes, alguién más ocupará tu lugar en el corazón de tus pacientes. La publicación regular de contenido te mantendrá en la memoria de tus seguidores, y tendrás más posibilidades de que se conviertan en embajadores de tu marca. El mundo digital puede ser muy duro, y los que no se mantienen al día quedan relegados al olvido en muy poco tiempo.

 Ser un vendedor de alfombras

En contraposición al punto anterior, otros facultativos se dedican a postear en exceso, bombardeando a su público con publicaciones sobre su marca y sus productos de forma machacona. No abusar de tu audiencia es otra regla de oro en redes. Hay que encontrar el equilibrio entre el riesgo de publicar demasiado poco y pasar desapercibido, o bien publicar demasiado y que tu audiencia te abandone.
En marketing digital en redes sociales también es aplicable la Ley de Pareto: el 80% de tus publicaciones debería ser sobre información interesante para tu público objetivo, como guías, consejos, infografías… y el otro 20% podrías dedicarlo a la promoción de tu clínica o consultorio, siempre de una forma elegante y armónica.

Publicar contenido de otras webs

Si, puede parecer lógico, pero lo cierto es que muchos profesionales sanitarios trabajan sus redes sociales con publicaciones constantes, interactuando con sus seguidores, etc, para luego publicar un link que se lleva a toda su audiencia a la web de la competencia. No solo debemos publicar contenido interesante, sino que además debemos tener cuidado de no publicar links a webs de posibles competidores.

No publicar en el formato correcto

Cada plataforma social tiene su propio lenguaje, su código de etiqueta e incluso su vocabulario. El uso de hashtags en Twitter es casi obligado, pero resulta poco profesional en Facebook, y un artículo sobre la prostatitis aguda tan interesante para tu audiencia en Linkedin no resulta nada atractivo en Instagram. No cometas el error de creer que con publicar en una red social luego puedes copiar esa publicación en todas las demás, porque resulta chapucero y poco profesional.

Ser inconsistente con tu marca

Tu presencia online en las redes sociales debería ser una continuación de tu clínica y consultorio, de tu estilo y carácter. Customiza tus perfiles sociales con tu logo y tus colores corporativos, y adapta tus publicaciones al carácter de tu clínica, personalizando las imágenes y gráficos. Además de ayudar a crear marca, mantener tu presencia digital y física coherentes proyecta una imagen más profesional.

 Ignorar los anuncios de Facebook

Cuando Facebook comenzó a cotizar en bolsa, cambió toda su política de monetización. Las publicaciones de las clínicas médicas y hospitales vieron reducido su alcance orgánico drásticamente para promover el uso de los anuncios de Facebook. Hoy día resulta fundamental realizar una cierta inversión en Facebook para garantizar el alcance mínimo de algunas publicaciones por un lado, y otra orientada al crecimiento de la página.

Olvidarse del mantenimiento de los perfiles

Las redes sociales son muy dinámicas, y presentan constantes cambios para adaptarse a los gustos de los usuarios, optimizar su funcionamiento o aumentar sus posibilidades técnicas. Es necesario mantenerse actualizado en cuanto a todos estos cambios para sacar el máximo provecho del tiempo invertido en las redes. También deberemos estar atentos en cuanto a actualizar nuestra información de contacto cuando se produce algún cambio.

  No optimizar los perfiles

Los perfiles de las redes sociales son una poderosa herramienta de marketing, con componentes únicos que pueden ayudarnos a promocionar nuestro negocio. Comprender estos componentes y sacarlos el máximo partido aumentará tus impresiones de búsqueda orgánica, clics y visitas. En la mayoría de las plataformas puede insertar el link a tu web, pero en algunas puedes añadir otros links a tu blog o incluso a tus otros perfiles sociales. Aprovecha estas oportunidades.

  No analizar los resultados

No se trata de publicar en las redes sin sentido, sino que tener una estrategia definida. Debemos analizar los resultados de nuestras publicaciones, determinar las acciones que más beneficio nos reviertes para así optimizar los resultados y maximizar el esfuerzo. Analizando los resultados podemos ver qué funciona y qué no, que público es más receptivo a nuestro mensaje.

Las redes sociales son una de las mejores herramientas que existen para el marketing digital en el sector sanitario, pero es necesario entender el comportamiento de cada plataforma, tener definida una estrategia y dedicarle tiempo y esfuerzo. Y como hemos visto en este artículo, se necesita algo más que saber crearse un perfil y comenzar a publicar .

No dudes en enviarnos cualquier comentario o sugerencia. Gracias.

One thought on “13 Errores de los médicos en Redes Sociales”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la Política de Privacidad de Isquion Marketing Médico

Información sobre protección de datos

Responsable: ECommerce SDR. Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios. Legitimación: Tu consentimiento. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal. Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido. Contacto: datos@isquionmarketing.com Más información en nuestra Política de Privacidad.